Formación para maximizar la productividad de molienda…
Página de Inicio
Entrenamiento
Competencia
Nuestro equipo
Contáctenos
Login de Entrenamiento

Boletín No.2                                                                                           mayo, 2012


1

DETERMINE RAPIDAMENTE LA FINEZA DE SU MOLIENDA

Si la eficiencia metalúrgica de la flotación (u de otro método de separación mineral empleado) no es satisfactoria y usted sospecha que el grado de molienda puede ser la causa, es posible comprobarlo rápidamente usando un recipiente de volumen fijo conocido (como por ejemplo el recipiente de un litro de la balanza Marcy), una balanza y un tamiz. La mejor manera de demostrarlo es mediante un ejemplo.

Silvia, la metalurgista de la planta, muestrea un litro de pulpa del rebalse del ciclón de la molienda mediante la balanza Marcy. A continuación lo pesa, sustrae el peso del recipiente, determinando que el peso de la pulpa es de 1,200 g. La densidad de la pulpa es pues de 1.2 g/cc. Sabiendo que el mineral tiene una densidad de 3.0 g/cc, ella calcula el peso de los sólidos de la siguiente manera.

                                                Peso (g)         Densidad (g/cc)          Volumen (cc)

   Solidos (mineral)                       A                         3,0                              B
   Agua                                           C                         1,0                              C
   Pulpa (total)                             1200                      1,2                           1000
 

De donde            A = 1200 - C    y     C = 1000  -  B
 
Por lo tanto         A = 1200 - (1000 - B) = 200 + B

Por otra parte, A = B · 3 ; por lo tanto 200 + B = 3 · B , o bien 200 = 2 · B , de donde B = 100. Entonces A = 3 · B = 300. El peso de los solidos en el recipiente es pues de 300 g.

Silvia enjuaga el recipiente sobre un tamiz de 65 mallas (212 um) montado sobre un anillo vibrador, lavando hasta que el material retenido quede limpio.   Devuelve el material retenido al recipiente de la balanza Marcy y lo completa con agua hasta rebalse; en seguida lo pesa y sustrae el peso del recipiente vacío, obteniendo esta vez 1080 g de "pulpa". Nuevamente calcula el peso de los sólidos contenidos en el recipiente de la manera siguiente.
 
                                                  Peso (g)            Densidad (g/cc)        Volumen (cc)

Solidos (mineral)                           A                            3,0                             B
Agua                                               C                            1,0                             C
Pulpa (total)                                1080                         1,08                       1000
 

De donde               A = 1080 - C     y     C = 1000 - B
 
Por lo tanto            A = 1080 - (1000 - B) = 80 + B
 

Por otra parte, A = B · 3 ; por lo tanto 80 + B = 3 · B , o bien 80 = 2 · B , de donde B = 40. Entonces, A = 80 + B = 120. El peso de los solidos en el recipiente es pues 120 g.

Por lo tanto, la muestra original obtenida contenía (100·120/300=) 40% de partículas más gruesas que 212 um y por ende 60% más finas que 212 um.

Como el objetivo de molienda en la planta concentradora de Silvia es de 80% pasando 212 um, es claro que la molienda actual es netamente insuficiente, siendo pues la causa de los problemas aguas abajo.
Aún cuando este procedimiento es muy rápido, él no es muy preciso.   En una variante de este método, Barry Wills (ver a continuación la referencia correspondiente, por la cual agradecemos a Mr. Wills) ha demostrado una variación posible de más o menos 5% en el pasante del tamaño de tamiz deseado, en comparación a un análisis granulométrico completo realizado en laboratorio.   Este error puede ser minimizado parcialmente , practicando y calibrando las etapas indicadas anteriormente y efectuando mediciones repetidas.

 

Referencia: Wills, B.A., 1988 "Un Método Rápido para Medir la Fineza de la Molienda", Minerals Engineering, Vol.1, No. 1, pp. 81-84.
 

Copyright Metcom Technologies Inc. 2012